Fuente: El Cronista

Bombas escondidas detrás del retiro del paquete fiscal 

Mariano Ghirardotti, experto fiscal y miembro Vistage del G49 comparte su análisis de la situación actual.

El viernes por la noche muchos contribuyentes recibieron una noticia que los dejó preocupados, se retiraba el paquete fiscal de la Ley Ómnibus. 

El porque de la preocupación, fácil, se retrasa la llegada de la moratoria, del blanqueo y la reducción de la tasa máxima del impuesto sobre los Bienes Personales.

Por otro lado, las provincias, ven a la espera por recursos provenientes del impuesto a las Ganancias vinculado a retenciones al personal en relación de dependencia, diferirse en el tiempo, lo cual abre múltiples interrogantes sobre la financiación de sus gastos.

Preocupa también al sector empresario, prever cual será la variable de ajuste elegida por los gobiernos provinciales a efectos de suplir la recaudación que llegaría mediante las mencionadas retenciones de impuesto a las ganancias. En efecto, las provincias ante la falta de recursos pueden apelar a viejas y nocivas costumbres como las siguientes:

Entendemos que la idea del Gobierno detrás del retiro del “paquete fiscal” es negociar con los gobernadores la aprobación de la Ley Ómnibus para, en breve, introducir el paquete nuevamente y en base a la premura con la cual las provincias necesitan ingresos frescos obtener una aprobación rápida, es de destacar que también la nación necesita dichas medidas a efectos de reducir lo antes posible el déficit fiscal y arribar al tan deseado déficit cero

Las provincias que actualmente utilizan los regímenes de retención y percepción para generar un mayor cumplimiento, pero cuyo objetivo oculto es recaudar por encima de las alícuotas de ingresos brutos establecidas por la ley causando un grave daño a las finanzas de los contribuyentes.

Ergo, el incrementar dichas recaudaciones profundizaría el perjuicio financiero y económico a las empresas que hoy en la mayoría de los casos registran saldos a favor del contribuyente, es decir le prestaron dinero al fisco a tasa cero, en un momento que no existe crédito privado y si se consigue la tasas que se pagan son prohibitivas.

Como corolario, el Gobierno debe pactar rápido con las provincias para que no se genere un desorden que hasta puede implicar la emisión de bonos o cuasi monedas por parte de las mismas, generando graves trastornos a la economía.

Nos permitimos recomendar a su vez, que debe encontrarse un mecanismo donde la Nación deba ser informada de los importes que cada provincia le debe al contribuyente, estableciendo un stock de deuda que superado, las inhabilita a cobrar o bien la coparticipación o bien cualquier tipo de envío monetario discrecional extra por parte del gobierno federal, la financiación de la provincia mediante el cobro de una sobretasa ilegal de un impuesto o bien de la imposición de un empréstito forzoso, debe estar en la agenda del gobierno nacional a efectos de detener esta practica que perjudica al emprendedor y al país en general.

Compartí este contenido en:

Chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿Podemos ayudarte?
Share via
Copy link
Powered by Social Snap